muestra de calidad en piezas mecanizadas

¿Cómo se realiza el control de calidad en las piezas mecanizadas?

29/02/2024

Una empresa se vuelve competitiva siguiendo una serie de pasos y asumiendo una serie de requisitos que le permiten alcanzar un crecimiento máximo. Uno de estos pasos es mejorar sus procesos de fabricación. Esto se consigue mediante la aplicación de avances tecnológicos estratégicos según el tipo de empresa. Y es aquí donde el control de calidad encuentra su sitio. Pero mucho va a depender de los objetivos que tenga para lograr un crecimiento adecuado y dar los pasos necesarios para alcanzar la perfección.

Calidad en los procesos de mecanizado


Es una realidad que los procesos de fabricación han cambiado y evolucionado en los últimos años. En el pasado, estos procesos se realizaban manualmente. Esto suponía demasiadas horas de trabajo y unos altos costes de producción y fabricación. Además, las exigencias del mercado y de la competencia requerían una calidad excepcional.

Esto se resolvió con la llegada de los procesos automatizados a los distintos departamentos de las empresas. No sólo se redujo la carga de trabajo de los empleados, sino que se logró aumentar la producción, con la consecuente reducción de costes. Eso no fue todo, también se redujeron los tiempos de fabricación y se pudo ofrecer mayor calidad en los productos o artículos finales.

Las máquinas que se han utilizado a lo largo de los años han evolucionado. Existe el error humano, que puede ser fatal cuando se trata de procesos complejos, por lo que la automatización de los equipos que fabrican una determinada pieza se ha convertido en algo esencial. No es posible cometer errores en el mecanizado de piezas destinadas a la investigación, la medicina o la industria aeroespacial, por ejemplo.

Por tanto, el control de calidad es esencial para obtener el producto final. No sólo garantiza que cumple con los requisitos mínimos necesarios o con una norma determinada, sino que la calidad mejora la competitividad y el desarrollo de las empresas. Y no sólo eso, sino que también favorece la productividad, reduce el malgasto de material, disminuye los costes y, por supuesto, favorece la calidad del producto final.

Controles de calidad a seguir en las piezas mecanizadas


Las piezas mecanizadas son componentes esenciales en una gran variedad de industrias, desde la automoción hasta la aeroespacial. Estas piezas tienen un papel crucial en el buen funcionamiento de la maquinaria y los equipos, por lo que es vital garantizar su calidad antes de utilizarlas. Conoceremos los controles de calidad a los que se someten las piezas mecanizadas una vez fabricadas y cómo garantizan la excelencia de la producción.

1. Inspección dimensional


Una vez que las piezas mecanizadas salen del proceso de fabricación, se les realiza una inspección dimensional. Esto consiste en medir las dimensiones clave de la pieza utilizando herramientas de precisión como calibres, micrómetros y máquinas de medición de coordenadas (MMC). Las dimensiones se comprueban para ver si se adaptan a las especificaciones establecidas en los planos de diseño. Esta inspección dimensional se realiza durante el proceso de producción para poder corregir posibles desviaciones durante la fabricación y al finalizar la producción para dar conformidad al lote fabricado.

2. Pruebas de tolerancia y ajuste


Además de la inspección dimensional, las piezas mecanizadas también se someten a pruebas de tolerancia y ajuste. Se trata de verificar si la pieza encaja correctamente con otras piezas o elementos con los que debe interactuar. Las pruebas de tolerancia se realizan para comprobar que las piezas encajan sin problemas y cumplen los requisitos de montaje.

3. Inspección visual


La inspección visual es otro aspecto fundamental del control de calidad de las piezas mecanizadas. Los responsables de calidad y operarios encargados de la producción analizan visualmente las superficies de las piezas en busca de defectos en el acabado. También comprueban la presencia de marcas de herramientas o rebabas que puedan afectar a la funcionalidad o el aspecto de la pieza.

4. Pruebas de resistencia y durabilidad


Dependiendo de la finalidad de la pieza mecanizada, también pueden realizarse pruebas de resistencia y durabilidad. Estas pruebas consisten en someter la pieza a condiciones extremas o ciclos repetitivos para valorar su resistencia, vida útil y desgaste. Esto es muy importante en industrias como la automovilística o la aeroespacial, donde las piezas deben soportar condiciones extremas.


5. Análisis de materiales 


En algunos casos, el análisis de materiales es necesario para verificar la composición y las propiedades de las piezas mecanizadas. Esto puede incluir pruebas de dureza, análisis químicos o pruebas de resistencia a la corrosión. Estos análisis aseguran que los materiales utilizados en la fabricación de las piezas cumplen las normas requeridas y son adecuados para su aplicación concreta.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar todas las cookies